¿PUEDE SOLICITARSE LA SUSPENSIÓN DE LA PENSIÓN DE ALIMENTOS ANTE LA IMPOSIBILIDAD DE PAGARLOS?

Reza el artículo 39.3 de la Constitución Española que:

Los padres deben prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en que legalmente proceda.

Como derivación del principio de solidaridad familiar, la obligación de prestar alimentos a los hijos pretende cubrir cuanto sea indispensable para su sustento, habitación o vivienda, asistencia médica, educación e instrucción.

Cuando se trata de hijos menores de edad, además, el tratamiento jurídico se refuerza, pues se trata del cumplimiento de un deber inherente a la filiación, independiente de la mayor o menor dificultad que se tenga para darle cumplimiento.

Ahora bien, partiendo del hecho de que los alimentos que deban prestarse por el obligado deben siempre guardar proporcionalidad entre los medios de quien los da, de un lado, y las necesidades de quien los recibe, de otro, ante una situación de dificultad económica extrema, cabe la excepcional y temporalmente limitada suspensión de la obligación.

Pero para que esta suspensión pueda acordarse, el Tribunal Supremo (STS 111/2015, de 2 de marzo; Rec. 735/2014) ha establecido que deberemos estar ante un escenario de pobreza absoluta, de forma que en invocación del artículo 152.2 del Código Civil (conforme al cual la obligación de dar alimentos cesa cuando la fortuna del obligado a darlos se hubiere reducido hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia), podrá acordarse de forma limitada el el tiempo la suspensión de la obligación de pago en aquellos casos en que el obligado carece de ingresos propios, ni percibe ayudas o prestaciones públicas. Es más, ante la más mínima presunción de ingresos en el obligado, cualquiera que sea su origen y circunstancias, se habrá de acudir al establecimiento de lo que se conoce como un  mínimo vital (que suele oscilar entre los 150 y 200 euros mensuales por hijo), aún a costa de que ello constituya un gran sacrificio del progenitor alimentante.

Una nueva Sentencia del Tribunal Supremo de fecha de 14 de noviembre de 2016 abunda en la misma línea, a saber: la STS 663/2016, de 14 de noviembre (Rec. 2726/2015), según la cual puede suspenderse temporalmente la obligación del pago de la pensión alimenticia cuando el obligado se encuentra en situación de desempleo y sin percibir prestación o subsidio (por haberse extinguido), imponiendo, sin embargo, a dicho obligado, la carga de gestionar la obtención de las ayudas sociales que pudieran corresponderle para atender la alimentación de sus hijos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s